• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
izq noticias  

TERROR ERÓTICO: «LA RETRANCA ES EL MEJOR INVENTO GALLEGO DE LA HISTORIA»

TERROR ERÓTICO: «LA RETRANCA ES EL MEJOR INVENTO GALLEGO DE LA HISTORIA»
10 JUNE 2024

El nombre bien podría ser el título de un film de cinema B de los 70. De hecho, sus letras están mayormente inspiradas en «argumentos de películas malas de serie B, malas, pero con una sinceridad y violencia muy divertida»; sus melodías y ritmos machacones beben de la «música de baile, electrónica, DJs, raves, beats de bombo». Alejandro Varela (bajo), Daniel Arias (voz, guitarra, sintes) y Ángel Novoa (Ángel Novcad; bases, sintes) son Terror Erótico, banda lucense reconocida por su fusión de pop con estilos como el techno, el punk o el noise, y con la retranca por bandera.

Tras debutar hace unos años con Freak Out (2019), un EP de electropop hecho para las pistas de baile, Terror Erótico presenta ahora su primer largo, Vorágine (Disctrl, 2024); un homenaje sonoro a las noches vividas en estos diez años de trayectoria como banda.

 

 

Foto © Ana Ortega

 

Hace más de diez años que Terror Erótico nace en Chantada (Lugo); por aquel entonces, ¿cómo surge el proyecto, teniendo en cuenta de que veníais de una banda anterior?

Daniel Arias: «El proyecto Terror Erótico Adolescente, que de aquella se llamaba así, surge de la necesidad después de perder parte de la formación en una banda en la que estábamos Alejandro, Isaac (Fábrica de Espejos) y yo.

Se nos fue el batería y decidimos pasarnos a las bases electrónicas; era el verano de 2013 y aprovechando los nuevos aparatos cambiamos el estilo hacia algo más bailable y así decidimos también empezar algo totalmente nuevo».

 

Desde su creación hasta la actualidad —compuesta por Alejandro Varela, Daniel Arias y Ángel Novoa (Ángel NovCad)— Terror Erótico tuvo algunos cambios en el banquillo. ¿De qué modo afectaron estos cambios en la formación a la evolución de vuestro sonido?

Terror Erótico: «Del punk garagero pasamos a un technopop más de los ochenta por la marcha del batería y la introducción de un sintetizador mítico como es el microKORG. Creo que ese primer “fichaje” fue clave. Unos meses después conseguimos captar la atención de Ángel, que nos vio tocar en alguno de los lamentables bolos de esos comienzos, pero por alguna razón le caímos bien y llegó con toda su maquinaria electrónica, convirtiéndose realmente en el fichaje estrella.

Años más tarde, en 2017, Isaac empezó Fábrica de Espejos y quedamos ya el trío actual».

 

 

Hablando de cambios, hasta el año pasado erais conocidos como Terror Erótico... Adolescente. ¿De dónde viene el nombre y por qué decidisteis abandonar lo de «adolescente», después de una década de trayectoria?

Terror Erótico: «Nos da bastante vértigo pensar que llevamos diez años tocando juntos, ya que, aunque hicimos bastantes bolos por toda Galicia, no salimos nunca de una subescena muy reducida y concreta, por lo que pensamos que un cambio de nombre (que nos parece más corto y menos cacofónico) no lo notaría nadie.

También pensamos que no se nos abrían más puertas por tener el nombre tan largo... (ironía)».

 

Foto © Ana Ortega

 

Bajos atenuantes, sintes agresivos o guitarras distorsionadas conforman el sonido de Terror Erótico. ¿Cómo lo describiríais vosotros?

Terror Erótico: «Por lo visto post-punk, pop electrónico, technopop... siempre en el linde entre guitarra y sintetizador».

 

Entre vuestros referentes encontramos a grupos tan míticos del panorama synthpop estatal como La Casa Azul o Fangoria, pero también artistas gallegos como Músculo!Rayotaser o Carrero Bianco.¿De qué manera diríais que os influencian? ¿Hay algún otro más que tuviera, o siga teniendo, particular impacto?

Terror Erótico: «Todos esos que nombras más Joe Crepúsculo, El Columpio Asesino, Primal Scream, New Order, NIN.... Y, en general, todo sonido de pop con sintetizadores de los 80 y 90».

 

 

 

 

“Fillo da droga”, “El parque” o “Seres corrientes” fueron vuestros primeros temas, donde escuchábamos a un Terror Erótico punk pop con ecos de la movida, un sonido que se materializó en vuestro primer EP, Freak Out (2019).¿Cómo recordáis su grabación?

Terror Erótico: «La grabación de la maqueta fue durante un fin de semana en el estudio de Arturo Vaquero en Friol. Fue muy divertido e interesante; aprendimos muchísimo de él y es toda una experiencia pasar por un estudio profesional.

Comimos churrasco, bebimos licor café... Arturo trata muy bien a las visitas».

 

 

 

Vorágine (DISCTRL, 2024) es vuestro último trabajo. ¿Cómo fue su desarrollo? ¡Porque leemos que os llevó dos años!

Terror Erótico: «Pues empezamos el trabajo del álbum a principios de 2022, cuando grabamos las primeras versiones de algunos temas. Siempre tuvimos claro sacar ocho cortes, que, excepto dos que ya llevábamos tocando un tiempo, eran totalmente nuevos desde cero.

Realmente, para el verano de 2023 teníamos casi todo el álbum excepto algunos flecos, pero se nos prolongaron al final los plazos, sobre todo por proyectos paralelos. Y que no seamos profesionales a tiempo completo tampoco ayuda».

 

Según la RAE, «vorágine» hace referencia a un «remolino impetuoso» y a la «pasión desenfrenada o mezcla de sentimientos intensos». ¿Cómo lo interpretáis vosotros?

Terror Erótico: «Define muy bien tanto nuestra música, como pasar una noche de leria con nosotros. Vorágine es estar en la lavadora como los Caimán del Río Tea, así lo vemos nosotros».

 

 

Decís que Vorágine es «un homenaje a todas las noches vividas estos 10 años que llevamos juntos». Un reconocimiento que, según vosotros, engloba desde fiestas privadas a espectáculos gore y mucho hedonismo. ¿De qué forma trasladáis estos conceptos a lo largo del disco?

Terror Erótico: «A través de las letras y de melodías y ritmos machacones. Los tres tenemos nuestros gustos, pero coincidimos desde siempre en que nos gusta la música de baile, electrónica, DJs, raves, beats de bombo y perder el norte en la pista.

Intentamos trasladar todo esto mediante el sonido y las letras, que suelen tratar de fiesta, hedonismo y algo de violencia gratuita (artística, sin odio alguno). Las letras se inspiran muchas veces en argumentos de películas malas de serie B; malas pero con una sinceridad y violencia muy divertida, así proyectamos las letras».

 

Foto © Ana Ortega

 

Al hilo, ¿fueron estas noches que homenajeáis la única fuente de inspiración al componer o hay otras?

Terror Erótico: «Hay mucha experiencia vital real y otra inventada. Lo malo de muchas de las vivencias que intentamos relatar en las letras es que, como siempre está el factor alcohol y sustancias, muchas veces no las recordamos o tenemos una versión distorsionada; esa visión distorsionada es la que utilizamos».

 

 

Ocho cortes cargados de sintes y beats animados que desbordan personalidad tiñen letras compuestas desde la crítica y el humor. ¿Por qué escoger componerlas desde esta perspectiva?

Terror Erótico: «Porque somos unos cachondos que nos reímos de todo y la retranca es el mejor invento gallego de la historia. Poder reírse en la cara de un foráneo sin que se dé cuenta e incluso piense que lo estás adulando o que eres medio lelo es maravilloso.

Tenemos que hacer la retranca gallega patrimonio inmaterial de la humanidad. Miguel Costas o los Terbutalina estarían de acuerdo».

 

Foto © Ana Ortega

 

Escuchamos technopop de los 80 o 90 en cortes como “Arte” o “Es fenomenal”, punk rock en “Perra Santa” o “Trozos de cristal”, ¿cómo trabajáis estos estilos, aparentemente contrapuestos, para conseguir uno sonido cohesionado?

Terror Erótico: «Porque no los vemos contrapuestos desde la perspectiva que le queremos dar. Sí que nos salieron algunos temas más melódicos o más dance y otros más directos o más punk, eso es verdad. También es cierto que la coherencia del álbum nos preocupaba mucho, teniendo esas dos almas».

 

 

En conjunto, ¿cómo fue el proceso creativo? ¿Cómo construisteis las canciones de Vorágine?

Dani: «Las ideas que se nos ocurren a alguno de nosotros les voy dando forma en una primera versión en mi estudio. Luego le envío a Ángel esa primera versión con pocas pistas (básicamente guitarra y voz mal grabada para ver cómo evoluciona) y él le aplica toda la magia de sintetizadores y beats de ritmos; Alejandro le mete el bajo y luego entramos en una dinámica de tira y afloja que muchas veces acaba violentamente. Cuando estamos exhaustos de tanta discusión creativa es cuando terminamos el tema, que solemos ensayar ya finalizado en el local.

Todo el proceso creativo es en el ordenador, con nuestros instrumentos y enviando, modificando y reenviando versiones por Telegram».

 

Foto © Ana Ortega

 

Cierra el álbum “Fin de la era de la información”, una crítica a las nuevas tecnologías y a las redes sociales que, curiosamente, fue el primer adelanto. En cuanto a este tema, ¿creéis que las redes o las plataformas digitales influyen a la hora de crear música?

Terror Erótico: «Seremos unos milenials inadaptados al mundo digital, pero hasta nosotros entendemos que las RRSS son supernecesarias y una herramienta sin la cual no hubiésemos grabado este álbum. Para nosotros, para la escena underground, para cualquier proyecto, el tener contacto directo con promotores, salas, festivales y demás es fundamental y se lo debemos a las redes sociales.

Pero eso no quita que también echemos de menos cosas que, irónicamente, nunca o casi nunca vivimos. Por ejemplo, cómo sería tener una banda en los 80, grabar en ocho pistas, leer fanzines, devorar discos físicos y toda la parafernalia pre-Internet. Luego también está el peligro en forma de conspiranoias (que nos fascinan, pero ya se nos están yendo de las manos) y todo el tema de los bulos y el hate que hay en la red. Queríamos hablar de todo eso y la conclusión a la que llegamos es que sacrificaríamos todo y volveríamos a las cavernas si eso supone no tener que publicar una Story nunca más».

 

 

El LP fue grabado y editado por vosotros mismos, a diferencia del primero EP grabado por Arturo Vaquero en Abrigueiro Estudios. ¿Por qué apostar por el DIY? ¿Qué destacaríais de este proceso de autoedición frente a trabajar con un productor en un estudio?

Ángel Novoa: «Siempre hay que pasar por un estudio; a mí me cambió la vida, esa sensación hizo que me interesase más por otros instrumentos y otras formas de componer de distintos estilos. Con el tiempo hice mi estudio casero y comprobé las ventajas, puedo estar un mes para grabar la voz o la guitarra que quiero hasta conseguir la versión que más me gusta».

 

Sin embargo, la mezcla y el mastering corrieron a cargo de Jahel Piñeiro de 8 Estudios. ¿Por qué no hacerla vosotros mismos?

Terror Erótico: «Como dicen por ahí, “cada uno a lo suyo”, y hace falta que una mano inocente ponga algo de orden. En este caso contamos con la experiencia de Jahel Piñeiro (¡cuánto le comimos la cabeza!) para sacar el mejor sonido a nuestras composiciones y quedamos encantados con su trabajo. Además, es nuestro técnico habitual en los directos».

 

Foto © Ribela Love&Nature

 

Ana Ortega, Leticia Iglesias o Marta Varela son algunas de las colaboraciones que se escuchan en Vorágine. ¿En qué momento del proceso surgieron estas colaboraciones? ¿Qué creéis que aportan a las piezas en las que os acompañan?

Terror Erótico: «Nos hizo mucha ilusión involucrar a amigos y amigas en este proceso. Son gente muy cercana a nosotros que nos acompañó en muchos bolos, siendo a veces casi a las únicas personas que acudían. Es agradecimiento infinito y también amor por su talento».

 

El largo viene envuelto en un diseño setentero, vistoso y colorido, de Santiago Paredes Cruz que ilustra (nunca mejor dicho) a la perfección el concepto de Vorágine. ¿Cómo se desarrolló este proceso? ¿Le disteis algún tipo de indicación o tuvo total libertad creativa?

Terror Erótico: «Somos fans del trabajo de Santi y de la ropa de Culebra desde que apareció en nuestras vidas. Desde el principio tuvimos muy claro que él iba a ser quien nos hiciese el artwork y no nos equivocamos; captó al momento el carácter del álbum y sabemos que a él también le hizo mucha ilusión».

 

Vorágine es distribuido por el colectivo y label DISCTRL, del que formáis parte desde casi hace dos años. ¿Cómo está siendo la experiencia?

Terror Erótico: «Son gente que nos trata genial; respeta y les gusta nuestro trabajo y, siendo muy profesionales en lo suyo, no dejan de crear un ambiente ameno, divertido y desenfadado. Es un sello pequeño pero que trabaja muchísimo y tiene una colección de artistas variada y muy talentosa. Mahoney es asesor, consultor, padre, madre y lo que haga falta; lo que dice va la misa y punto pelota».

 

 

El Osa do Mar, FaCeLa Fest o el FiCH, fueron algunos de los festivales testigos de vuestro directo. Si tuvieseis que escoger, ¿festi o sala? ¿Por qué?

Terror Erótico: «Sala. Por cercanía, por profesionalidad, por ambiente cerrado, sudoroso, acogedor y oscuro. Por las luces, por el humo y porque es un mundo en serio peligro. APOYAD LAS SALAS, QUE FESTIS SACACUARTOS HAY MUCHOS.

También los festis pequeños, sin ánimo de lucro y hechos con cariño como los que mencionas o el Ribela y Esmorga en Sarria, y alguno más también que hay por ahí, merecen todo el amor del mundo».

 

Que sepamos, vuestro bolo más reciente fue en el Scala Taboada (Lugo), ¿cuándo, y dónde, podremos volver a veros encima de un escenario? ¿Qué puede esperar el público de un concierto de Terror Erótico?

Terror Erótico: «Pues que tendrá en el escenario a tres chicos que lo van a dar todo para que bailen, desfasen y olviden un trozo sus vidas terrenales».

 

En la actualidad, ¿qué artista o grupo gallego nos recomendaríais? ¿Algún favorito que deberíamos conocer?

Terror Erótico: «Pladür, punk rock con guitarra muy fuzz y batería que son una auténtica maravilla. ¡Y verlos en directo!».

 

Si abriésemos vuestras cuentas personales de Spotify, ¿qué escucharíamos? 100% Sinceridad, 0% Vergüenza

Dani: «Yo no tengo prejuicio alguno para la música. En la carpeta de favoritos hay mucho 80 y 90, pero también mucho Soto Asa, Chico Blanco, Bad Gyal o el techno más Tomorrowland».

 

izq noticias