• GALEGO
  • ESPAÑOL
  • ENGLISH
     
  noticias  

FRENCH RIVIERA: UNA MEZCLA DE SYNTHWAVE, SYNTHPOP Y FUNK CON TOQUES DE MÚSICA ELECTRÓNICA MODERNA»

FRENCH RIVIERA: UNA MEZCLA DE SYNTHWAVE, SYNTHPOP Y FUNK CON TOQUES DE MÚSICA ELECTRÓNICA MODERNA»
15 NOVEMBER 2021

Saxofonista y teclista, conocimos a David Fermoselle como parte de la banda gallega de synthpop Belöp. Ahora, el músico y compositor de Redondela presenta French Riviera su nuevo proyecto en solitariol que él mismo define como un «viaje a la música de los ochenta a través de los sintetizadores, con influencias pop y electrónica».

Tras el lanzamiento de un par de sencillos, la tercera parada de este viaje sonoro es su álbum debut, Weekend in Montecarlo (2021), disponible desde el pasado mes de septiembre. Compuesto por nuevo cortes, el disco es el resultado de Fermoselle dejándose llevar por influencias ochenteras, buscando sonidos que evoquen esa época dorada de la música disco, aunque incluyendo ecos más modernos, como sonidos de cajas de ritmos más propias del deep house o el electrofunk.

 

 

 

En grupo y en solitario, como saxofonista y como teclista... la formación cambia y os instrumentos se intercambian, pero David Fermoselle es siempre reconocible. ¿Cómo te inicias no mundo de la música? ¿Recuerdas tu primer contacto con un instrumento?

French Riviera: «¡Claro que me acuerdo! Empecé con el saxo alto cuando entré en el conservatorio y de eso hace un montón de años; luego lo dejé para dedicarme al balonmano y más adelante volví a darle duro a la música».

 

Te conocimos primero como parte de Belöp, banda gallega ya desaparecida, pero que durante su carrera ganó varios concursos y se subió al escenario de importantes festivales estatales (FIB, Arenal Sound). ¿Cómo recuerdas la experiencia?

French Riviera: «Pues fue una etapa muy bonita y, además, con varios de mis mejores amigos. Lo bueno no es solo que tocásemos en esos festivales, es que repetimos varias veces en algunos de ellos; era cojonudo tocar en escenarios top para mucha gente, dándolo todo y siempre de risas».

 

 

¿Qué te empuja a embarcarte en esta aventura musical en solitario? ¿Cómo nace French Riviera?

French Riviera: «¡Pues es simple! Las ganas de seguir haciendo música y de dar conciertos. Siempre repito que lo que más me gusta en esta vida es la música y el deporte, pues porque dejar de hacerlo, ¿no?».

 

Del synthpop de Belöp al techno retro de French Riviera. ¿Crees que queda algo de tu anterior proyecto en este?

French Riviera: «Por supuesto que queda algo de Belöp, eso siempre queda ahí a la hora de componer o de montar los directos. Además, no dejó de ser o mi primer contacto con los escenarios de toda la península».

 

 

Te presentas como «un viaje a la música de los ochenta». ¿Cómo describirías ese viaje, cómo definirías tu estilo?

French Riviera: «Un viaje siempre es complicado porque al final cada uno lo hace de una manera, pero quedaría totalmente correcto explicarlo como un viaje a través de los sonidos y los ritmos típicos de los ochenta que te llevan a esa época donde los sintetizadores eran lo top del top, la novedad, además de que todo productor y compositor los usaba para sus hits. En definitiva, mi estilo lo definiría como una mezcla de synthwave, synthpop y funk con toques de música electrónica moderna.

Al final, si algo suena retro y me gusta lo incluyo en mi “lore”, pero mejor que la gente venga a mis conciertos y lo compruebe (¡y lo baile! [risas])».

 

Te estrenas en solitario con Tribute Vol. 1 Jean-Michel Jarre & Vangelis (2018), un homenaje a esos dos compositores e intérpretes de música electrónica de los que, afirmas, son dos de tus grandes referencias. ¿Hasta qué punto te influyen a la hora de crear tu música original? ¿Habrá vol. 2?

French Riviera: «Digamos que el sintetizador es mi instrumento favorito junto al saxo, y cualquiera que grabe o toque en directo con sintetizadores tiene, de manera voluntaria o involuntaria, la influencia de estos dos maestros de los sintetizadores.

Para mí ya influyeron a la hora de comprar mi primer sintetizador, por lo que al encender mis cacharros ya me están repercutiendo, más cuando compongo. Y sí, seguro que habrá haya vol. 2, pero probablemente será un homenaje a los videojuegos, con una pequeña remasterización de algunos de los vídeos que subo a YouTube».

 

 

Al hilo, además de Jean-Michel Jarre y Vangelis, ¿a quién más admiras, musicalmente hablando?

French Riviera: «Uf, ¡pues a un montón de ellos! Siempre tendré que nombrar primero a Béla Fleck & The Flecktones, pues fue el grupo que me metió el gusanillo por darle duro a la música. Pero si tengo que nombrar a algunos artistas sin llenar cinco hojas de nombres (¡aunque algunos ya desaparecieron!) pues me quedaría con Weather Report, Liquid Soul —la banda de jazz funk, no el DJ, que se llaman igual— Donny Benét, The Midnight, Steps Ahead, Tina Turner, Chromeo, Nile Rodgers, Miami Horror, Haim, Maceo Parker, Diana Ross...».

 

Le siguen un par de singles, Venusberg (2020) e Dancing (2021), ¿por qué decidiste esta «estrategia» de publicación, de lanzar sencillos independientes, en vez de esperar y lanzar adelantos del nuevo disco?

French Riviera: «La verdad no fue ninguna estrategia... quería sacar ya algún tema de los que tenía hecho y escogí esos dos. Si no hubiese sido por la pandemia seguramente lanzaría antes los singles y también el disco, ¡pero es lo que hay!».

 

 

El pasado mes de septiembre lanzabas tu primer álbum, Weekend in Montecarlo (2021), compuesto, grabado, producido y mezclado por ti mismo. ¿Cómo fue el desarrollo del disco, visto que fuiste responsable de todas las fases, desde el principio hasta el final?

French Riviera: «Fue bastante divertido y formativo, ya que aprendí mucho sobre todo en el tema de la mezcla; vi bastantes vídeos de YouTube y le pedí consejo a otros colegas con más conocimiento del tema que yo.

La verdad es que, a la hora de empezar un tema, lo único que hago es [dejarme] llevar por las influencias que tengo de los ochenta e intento que suene a esa década, buscando sonidos que la evoquen; si además tienen un toque hortera, mejor que mejor. Aunque tampoco dejo atrás toques más modernos, por ejemplo los sonidos de cajas de ritmos más actuales como las que se usan en el deep house y en el electrofunk».

 

 

¿Qué instrumentos sueles utilizar en el proceso creativo? ¿Es el mismo set que usas en directo o varía?

French Riviera: «Principalmente solo uso sintetizadores hardware, como usé en el homenaje a Vangelis y Jarre, donde no toqué el ordenador para nada. Pero aquí utilicé fundamentalmente sintetizadores hardware y en algún caso sintetizadores virtuales que tenían sonidos específicos, cajas de ritmos con sonidos retros y el saxo alto, grabando todo en un DAW en el ordenador.

En directo no llevo todo lo que tengo porque quiero conservar mi espalda [risas]. En principio, en directo voy yo solo y, por logística, lo que llevo es un sintetizador, caja de ritmos/secuenciador, keytar y voz. De todos modos, a veces llevo algún acompañante tocando el bajo o la guitarra, y quién sabe si en un futuro también un batería ¡pero por ahora mis directos son one-man band!».

 

 

Todos los cortes que componen el LP son instrumentales excepto “Voyage à Saint-Tropez” y “Feelings”. ¿Cómo decides que un tema tenga letra o no? ¿Y por qué esa tendencia a hacerlos instrumentales?

French Riviera: «En un principio pensé en hacer todos los temas instrumentales, porque quedaban bien en el estilo, pero luego decidí meter alguna canción con voz para romper un poco la dinámica. De todas formas, en los próximos lanzamientos el componente vocal va a ser más importante».

 

Por cierto, para “Voyage à Saint-Tropez”, contaste con la voz de Sarache; cantante, compositora y productora madrileña conocida por su mezcla de estilos como el soul o R& B con electrónica y sonidos urbanos con la que ya habías colaborado en Dancing. ¿Por qué ella? ¿Qué buscabas con esta colaboración?

French Riviera: «Cuando escuché varias canciones de ella pensé que su voz era ideal para ciertos temas que había compuesto, y así fue; además, la relación con ella es súper buena, la colaboración fue muy fluida.

Por cierto, ¡el arte del single Dancing también fue hecho por Sarache!».

 

 

El nombre del proyecto, el título del disco y de las canciones... ¿Qué tiene la Costa Azul francesa para convertirse en la fuente de tu inspiración frente el papel (o el teclado)? ¿Es fruto de una experiencia personal o es tal vez más por el imaginario que lleva aparejado el lugar?

French Riviera: «¡Interesante pregunta! Tiene que ver con una etapa de mi vida en Francia, y fue una zona que también pude visitar (no por mucho tiempo) y que me dejó fascinado. Entonces, cuando pensé en un nombre para este proyecto que molase y que sonase hortera y ochentero... pensé en lo que me gustó ese sitio. Côte d' Azur en inglés es French Riviera, suena hortera, mola, pega con la música que me gusta, et voilà!».

 

¿Y qué tienen los ochenta para viajar hasta ellos?

French Riviera: «Aunque no los viví, porque soy de los noventa, siempre fue una década que, sea por lo que sea, me fascinó: el cine, la ambientación, el estilo, la música... Nunca puedo decir que no la una tarde de pelis como Depredador (John McTiernan, 1987) o Superdetective en Hollywood (Martin Brest, 1984) y luego una buena sesión de Paul Hardcastle».

 

Hablando de eso, tu pasión por los ochenta parece ir más allá de la música y, desde hace un tiempo, haces covers de bandas sonoras de videojuegos ochenteros (Street Fighter, The Ducktales) en versión synthwave. ¿Cómo surge esta idea?

French Riviera: «Surgió en la cuarentena para no estar muy aburrido, y claro, fue fácil unir la pasión por los 80 con la pasión por los videojuegos. La verdad que tienen bastantes escuchas, ¡sobre todo de EE. UU.!».

 

 

Hablemos del futuro próximo, venimos de pasar el Weekend in Montecarlo, ¿en qué estás trabajando ahora? ¿Cuál (y cuándo) será el próximo destino?

French Riviera: «Estoy ya trabajando en nuevos temas para principios de 2022, con alguna que otra colaboración. El destino todavía no sé cuál será, pero el estilo seguirá siendo retro y ochentero... quizás tirando más al posdisco».

 

Este verano pasado te subiste a algún que otro escenario, pero ahora que la música en directo está rozando ya a la normalidad, sin restricciones de aforo y de horario, ¿qué podremos esperar de un concierto de French Riviera? ¿Alguna próxima fecha que nos puedas revelar?

French Riviera: «Ahora mismo estoy cerrando conciertos en Galicia y Portugal, y cuando tenga las fechas definitivas las iré anunciando, por supuesto».

 

 

¿Y cómo es tu live set, todos esos aparatos de los que te rodeas en directo? ¿Más digital que analógico?

French Riviera: «En directo nunca utilicé ordenador ¡y en este caso no va a ser menos! Tengo un set bastante cuquillo que creo que queda genial en directo y, como dije, consta de sintetizador, caja de ritmos/ secuenciador, voz para algunas canciones y keytar».

 

En la actualidad, ¿qué artista o grupo gallego nos recomendarías? ¿Algún favorito que deberíamos conocer?

French Riviera: «Pues gallegos os recomendaría a los ya desaparecidos Presumido, con los que tuve el placer de girar en la banda Villanueva. También recomiendo a los reconocidos Baiuca y Ortiga, las cañeras Agoraphobia, la hermosa voz de Leticia Rey o al productor de electrónica 2Pasos».

 

Si abriésemos tu cuenta personal de Spotify, ¿qué escucharíamos? 100% Sinceridad, 0% Vergüenza.

French Riviera: «No tengo ninguna vergüenza en decir que lo que tengo en mi cuenta de Spotify es jazz fusión, electrónica, synthwave, música de los ochenta —cuanto más hortera mejor— y, sin duda, mucho funk y disco, que es el mejor para bailar».

 

 

  noticias